Revista Empléate

N°1 - Empleate 1

Artículo imprimir el articulo

Con los ojos bien despierrtos

"Nunca sabemos el potencial que tenemos dentro"

La mujer es una superviviente

Cristina M. Sacristán

Se quita importancia, pero Alicia Garmendia introdujo el catering en Bilbao cuando esta variante de comida aún era algo lejano a los hábitos alimenticios de un lugar conservador, que estaba “despertando”. La vida da y quita, y ella, “nada dramática”, es amiga de encontrar el lado positivo de las cosas, de probar y de emprender. Así, con 43 años y dos hijos adolescentes, se encontró en los años 90 con el repentino fallecimiento de su marido, quien en los 80 había recuperado los antiguos Cafés de Bilbao, los emblemáticos Boulevard, La Granja e Iruña. Alicia, bromea ahora, vivía a la sombra de Iñaki –“él era el Capitán Trueno y yo hacía bien el redondo de ternera”-, y nunca antes había desarrollado mucho su creatividad. Pero, ante la adversidad –vital o económica, como la actual crisis, puntualiza-, “nunca sabes el potencial que tienes dentro. Pero siempre puedes hacer cosas. Hay que tener una oportunidad, pero también valentía. Sobre todo, ser valiente, y buscar la oportunidad”.

"Relacionarse de otra manera, charlar mientras comes, sin que la comida sea el primer plano pero que esté prfesente".

Con esta actitud, Alicia y su al principio reducido equipo fueron introduciendo, poco a poco, el catering con productos reconocibles, de la tierra, pero con alicientes nuevos, y mezclas “a veces impensables”, con psicología de hacer trajes a medida a clientes de lo más diversos. Y hoy cuenta con un centenar de empleados y trabaja para firmas potentes, como el Museo de Bellas Artes, Bilbao Exhibition Center o el Teatro Arriaga. O da de comer a Springsteen, Mariah Carey o Pavarotti cuando están de gira. ¿Ayudas? “Ninguna, y eso que nuestros locales (Grupo Iruña) son emblemáticos en Bilbao. Sí me he reciclado siempre, con cursos de protocolo muy buenos, yendo a congresos y formando a la plantilla”. El hecho de engrosar y participar activamente en encuentros estatales e internacionales de mujeres directivas y empresarias, como Woman Summit, le concede una visión más amplia y cosmopolita de su negocio, pero son iniciativas “a golpe de voluntad. Lo que siempre hago es asesorarme con profesionales de cada cosa”, y se siente muy satisfecha de que “mi plantilla es antiquísima, se sienten empresa, conocen a los clientes… Son 20 años”, relata.
Lo cierto es que esta emprendedora, toda tesón y energía, tiene premios a la Mujer Empresaria, a la Mujer Emprendedora, de Turismo, Villana de Bilbao… Con sus dos hijos actualmente en la empresa, cuentan con una cocina central, los Cafés, remozados, y con Iruña Catering trabajan eventos de todo tipo, para lo que ofrecen un lugar exclusivo en la Finca Bauskain (Markina), además de explotar el moderno y acogedor restaurante Ibaigane, en el Edificio Coliseo.

Alicia en su despacho, desde el que se ve el otro Bilbao; el de los tejados rojos

Alicia Garmendia en su casa de Bilbao

Ella cree que la actitud es “primordial para evolucionar. Ante un problema, se busca la solución y se aprenden lecciones, no se reacciona diciendo Qué horror, qué vamos a hacer ahora. Yo, con media solución me conformo”, señala con un guiño.

"El era el Capitán Trueno y yo hacía bien el redondo de ternera".

Con “mucha pasión”, introdujo ideas poco corrientes en Bilbao –“relacionarse de otra manera, charlar mientras comes, sin que la comida sea el primer plano pero que esté presente”-, y ahora les llaman de inauguraciones de tiendas, escritores, artistas, cantantes... Al rey Juan Carlos le gustan sus pimientos rellenos de txangurro. Luchadora, “viajera y curiosa”, entiende que, por un lado, las mujeres aún no ocupan puestos tan relevantes en las empresas, pero que tampoco hay suficiente visibilidad. “No es lo mismo poner una peluquería o coser en tu casa que ser presidenta del BNP”, indica. Pero percibe que la mujer, en general, “es una superviviente. Trabaja, saca a sus hijos adelante, si hace falta a su marido, y nadie se queda sin comer. Es raro que se abandonen en la queja”.
Ve aún “bastante distancia” entre las formas de trabajo masculinas y las femeninas, que “se va acortando”. En su caso, y a pesar de la crisis, “seguimos creciendo y apostando”, por dar un buen servicio y de calidad, para lo que prueban, idean, se equivocan y aciertan. Con imaginación, buen ambiente y jugando con los productos gastronómicos que sobresalen en Euskadi. Y Alicia no abandona su espíritu positivo, aunque es consciente de que “nunca te regalan nada. Hay que estar atento, se puede mejorar algo siempre”. Así mira ella al mundo: con los ojos despiertos.

Fotografía: Miguel San Cristobal

 

Sumario

Editorial

Federación María Laffitte

Evolución de la relación mujer y empleo en democracia

Ana Pérez Luna. Secretaría de la Mujer UGT Andalucía

Programas de formación, ¿el camino para el empleo?

Angel Gabriel Bueno Sánchez

Andalucía y su tejido empresarial

Angel Gabriel Bueno Sánchez

Mujeres-motor, también en tiempos de crisis

Ana Vázquez

Servir para servir

Iván Montes Gálvez

Emprenderla con el fututo. Retos del empleo femenino ante la crisis

Iván Montes Gálvez

Mujeres frente a la crisis, soluciones con acento andaluz

Carmen G. Gavira

Economía y empleo, ¿un asunto de mujeres?

Teresa Fernández Ridruejo. Orientadora laboral. Experta en género

¿Por qué decimos economía cuando queremos decir dinero?

Iratxe Acha (TTi, Tecnología para la Transformación Interior)

Crisis es nombre de mujer

Aitor Aspuru Sáez

Jezabel. Veganamente...

Aitor Aspuru Sáez

La responsabilidad de hablar desde la experiencia

Aitor Aspuru Sáez

"Nunca sabemos el potencial que tenemos dentro"

Cristina M. Sacristán

"En esta sociedad los logros masculinos se magnifican"

Cristina M. Sacristán

El difícil camino hacia la igualdad de la mujer ucraniana

Lyudmyla Kovalchuk - La Strada Ukraine

Las labores de cuidado infantil y el nuevo marco de regulaciones para el ejercicio del cuentapropismo en Cuba

Magela Romero Almodóvar

Poner en hora el reloj de los oficios

Magela Romero Almodóvar

Género y empleo: la realidad chilena

Oriana Ayala Ferrada

Servicio doméstico, ni sueños, ni ambiciones

Oriana Ayala Ferrada

¡Comienzan las rebajas!... en el tiempo de descanso

Mg. Florencia Antoniou

Fora de Eixo. Fuera del eje

Marta Florencia Goldsman

Mujeres, trabajo y cooperativismo en Brasil

Bianca dos Santos

Mujer, negra y empresaria

Neesa Isaacs

Ser mujer, ser empresaria.

Susana Escalante

Zineb, sencilla ciudadana del mundo

Zined Chbibi-Cadoux

No todo es de color rosa en el mercado laboral australiano

Silvia Cuevas Morales

Mujeres. La fuerza del cambio en India

Susana Marín Aguilera

Paseo cultural

Judy Rudon

Créditos

Federación Asoc. María Laffitte