Revista Empléate

N°1 - Empleate 1

Artículo imprimir el articulo

No poseen control sobre la propiedad de la tierra

Mujeres. La fuerza del cambio en India

La formación. Factor clave

Susana Marín Aguilera

 

 

 

 

La exposición itinerante Mujeres: la fuerza del cambio en India ha recorrido la geografía española presentado el trabajo de la Fundación Vicente Ferrer en Andhra Pradesh, uno los estados más pobres de la India. Han sido siete los distintos ámbitos  de actuación: la discapacidad, la vivienda, la ecología, la mujer, la sanidad, la educación e la infancia.

 

 

 

Con millones de habitantes Andhra Pradesh es el estado más pobre del Sur de la India, donde el 23% de la población pertenece a las castas más bajas y desfavorecidas.  Se trata de la India rural, la de la pobreza extrema, donde la situación social, económica y laboral dificulta enormemente la posibilidad de empoderamiento de las mujeres.

Esta exposición muestra la vida cotidiana de siete mujeres que, con el apoyo de la Fundación a través del sistema de microcréditos y recibiendo la formación necesaria, han roto las estructuras sociales que las oprimen. Siete historias de superación personal y social impactantes  que permiten reflexionar el papel de las mujeres en contextos discriminatorios. Resulta imposible entender la trascendencia de estas iniciativas sin analizar  las particularidades de los proyectos gestionados por las mujeres; conocer cual  fue el detonante que las llevó a tomar la decisión de crear y gestionar su negocio, el  coste personal y profesional, el contexto social y familiar de cada una de ellas, los  obstáculos han tenido que superar para alcanzar sus metas; así como los diferentes  modelos de gestión y liderazgo de los proyectos emprendidos por mujeres .                                                                             

"El 80% de las mujeres del planeta que viven en zonas rurales trabajan en el sector agrícola. En la India, donde el 74% de la población es rural, las mujeres no poseen ningún control sobre la propiedad de la tierra y la agricultura".

El 80% de las mujeres del planeta que viven en zonas rurales trabajan en el sector agrícola. En la India, donde el 74% de la población es rural, las mujeres no poseen ningún control sobre la propiedad de la tierra y la agricultura. Sin embargo, son las principales productoras agrícolas de la sociedad india. Tienen menos acceso y control de los recursos productivos, aumenta su carga de trabajo y se mantienen las bajas remuneraciones, las malas condiciones laborales, una escasa cobertura en la seguridad social y largas jornadas.mujer trabajando la tierra La escasa formación y el desconocimiento de como explotar los recursos de manera más eficiente ha contribuido a la deforestación. El biogas, una masa compuesta por metano y dióxido de carbono producido por la fermentación de los residuos orgánicos, puede ser utilizado como combustible. Utilizando el biogás las mujeres de la India reducen el gasto en leña ya que se produce una autosuficiencia energética doméstica y  mejoran su calidad de vida, cocinando  sin sufrir la inhalación del humo que desprende la combustión de la madera y que causa problemas respiratorios.

"La formación es otro factor en la vida de las mujeres"

La formación es otro factor clave en la vida de las mujeres. Tener un trabajo es esencial en una sociedad en la que el respeto es proporcional a la contribución económica que se realiza a la economía familiar. Aprender un oficio es básico para lograr que las mujeres puedan adquirir no solo una mayor consideración, sino una mayor autonomía. Aún es difícil para las chicas acceder a estudios secundarios y superiores, que son la base para salir de la pobreza. Muchas mujeres no heredan, no pueden acceder a créditos ni poseen propiedades, por lo que dependen completamente de su padre o marido, limitando así sus posibilidades de emancipación y de emprendimiento. Para paliar este obstáculo existe el programa de Mujer a Mujer, que posibilita a las mujeres disponer de una cartilla de ahorros de uso personal para ellas y sus hijas. Es un programa mixto de ahorro y formación que se lleva a cabo a través de los shangams, y que además permite acceder a un fondo de salud comunitario.

Las rigurosas condiciones de vida en la India provocan una elevada tasa de personas con discapacidad, vistas como una lacra por sus propias familias, ya que el respecto social viene dado por la capacidad de ser productivos para la familia y la comunidad. Las mujeres de casta baja y con  una discapacidad son marginadas, recluidas en casa, convertidas en un blanco fácil del abuso y la explotación. En este contexto, los shangams o lugares de encuentro de las mujeres en la  India, yallamma  elaborando artesania-Indiajuegan un papel fundamental. Son lugares donde pueden formarse y concienciarse de los obstáculos que las rodean; un foro de empoderamiento que permite a las mujeres acceder a lugares y tomas de posición social que tradicionalmente les están vetadas, como por ejemplo establecer un negocio propio que les permita gozar de independencia económica. Mediante la unión el grupo encuentra la fuerza necesaria para reivindicar sus derechos, generando un espacio de empoderamiento individual y colectivo. A través de los shangams, las mujeres pueden acceder al Fondo de Desarrollo de las Mujeres de la Fundación, que concede microcréditos al 0% de interés. Así, pueden poner en marcha pequeños negocios que les permiten ganar autonomía y contribuir a la economía familiar.

"Aprender un oficio es básico para ñlograr que las mujeres puedan adquirir no solo una mayor consideración, sino una mayor autonomía".

Andhra Pradesh es el segundo estado de la India con mayor violencia de género, causada, en la mayoría de los casos, por asuntos relacionados con la dote o el nacimiento de niñas en las familias.  Los shangams son integrantes de la red de formadores en género que  llevan a cabo desde el 2010  un Plan Integral de Lucha contra la Violencia de género, con el objetivo de crear una red de apoyo en el distrito de Anantapur. Integrada por organizaciones comunitarias y organizaciones de la sociedad civil, el Plam forma en temas de género a los trabajadores y trabajadoras y miembros de las distintas organizaciones. Gracias a esta labor de sensibilización en dos décadas se han reducido los infanticidios femeninos en las zonas donde está presente la Fundación Vicente Ferrer.

Según la ONU, los abortos selectivos, infanticidios y feminicidios han hecho que hoy falten en la India 50 millones de niñas. Son habituales los infanticidios femeninos, la violencia hacia las mujeres o la trata sexual de mujeres. Además, para una mujer es muy difícil terminar los estudios, acceder a un trabajo remunerado, a créditos o incluso a la propiedad privada, por lo que se perpetúa su situación de dependencia que la convierte en víctima fácil de la violencia.Confidencias entre niñas-india

En la India la Ley de Técnicas de Diagnóstico Prenatal y de Preconcepción de 1994, prohíbe revelar el sexo de los bebés a través de la ecografía prenatal y lo castiga incluso con penas de cárcel. No obstante, la normativa no tienen aplicación práctica porque acaba siendo burlada a través de iniciativas privadas que revelan el sexo del bebé de manera ilegal por ciertas sumas de dinero. Naciones Unidas atribuye como causa importante en el aumento de abortos selectivos el desarrollo del sector privado en la salud india, así como otros factores socio-económicos que han influido en la preferencia de hijos varones.

La exposición es un ejemplo más de la necesidad de incentivar a las mujeres para la puesta en marcha, mejora o reactivación de iniciativas empresariales como medio adecuado para su promoción, participación y progresión en el mercado laboral. Analizar qué barreras han de superar las emprendedoras y de qué forma los patrones culturales y sociales existentes en nuestras sociedades condicionan los proyectos vitales y profesionales de las mujeres es fundamental para  conseguir una sociedad igualitaria. En este sentido, la crisis económica actual está afectando de forma particular a las iniciativas emprendedoras.

Fotografías: Susana Marín Aguilera

1) Hemavatchi construye su propia casa.

2) Yellamma es artesa.

3) Confidencias entre niñas, niñas que pueden ir a la escuela.

 

Sumario

Editorial

Federación María Laffitte

Evolución de la relación mujer y empleo en democracia

Ana Pérez Luna. Secretaría de la Mujer UGT Andalucía

Programas de formación, ¿el camino para el empleo?

Angel Gabriel Bueno Sánchez

Andalucía y su tejido empresarial

Angel Gabriel Bueno Sánchez

Mujeres-motor, también en tiempos de crisis

Ana Vázquez

Servir para servir

Iván Montes Gálvez

Emprenderla con el fututo. Retos del empleo femenino ante la crisis

Iván Montes Gálvez

Mujeres frente a la crisis, soluciones con acento andaluz

Carmen G. Gavira

Economía y empleo, ¿un asunto de mujeres?

Teresa Fernández Ridruejo. Orientadora laboral. Experta en género

¿Por qué decimos economía cuando queremos decir dinero?

Iratxe Acha (TTi, Tecnología para la Transformación Interior)

Crisis es nombre de mujer

Aitor Aspuru Sáez

Jezabel. Veganamente...

Aitor Aspuru Sáez

La responsabilidad de hablar desde la experiencia

Aitor Aspuru Sáez

"Nunca sabemos el potencial que tenemos dentro"

Cristina M. Sacristán

"En esta sociedad los logros masculinos se magnifican"

Cristina M. Sacristán

El difícil camino hacia la igualdad de la mujer ucraniana

Lyudmyla Kovalchuk - La Strada Ukraine

Las labores de cuidado infantil y el nuevo marco de regulaciones para el ejercicio del cuentapropismo en Cuba

Magela Romero Almodóvar

Poner en hora el reloj de los oficios

Magela Romero Almodóvar

Género y empleo: la realidad chilena

Oriana Ayala Ferrada

Servicio doméstico, ni sueños, ni ambiciones

Oriana Ayala Ferrada

¡Comienzan las rebajas!... en el tiempo de descanso

Mg. Florencia Antoniou

Fora de Eixo. Fuera del eje

Marta Florencia Goldsman

Mujeres, trabajo y cooperativismo en Brasil

Bianca dos Santos

Mujer, negra y empresaria

Neesa Isaacs

Ser mujer, ser empresaria.

Susana Escalante

Zineb, sencilla ciudadana del mundo

Zined Chbibi-Cadoux

No todo es de color rosa en el mercado laboral australiano

Silvia Cuevas Morales

Mujeres. La fuerza del cambio en India

Susana Marín Aguilera

Paseo cultural

Judy Rudon

Créditos

Federación Asoc. María Laffitte