Tratando de formar VI. Programa de intervención integral, dirigido a mujeres privadas de libertad y sus menores a cargo.

actividad

27-06-2018

La Asociación por los Derechos de las Mujeres M. Laffitte viene desarrollado desde 2012 y subvencionado desde el Área de la Mujer del Ayuntamiento de Sevilla el Programa: “Tratando de formar” -ampliándolo cada año- Dicho programa está dirigido, prioritariamente, a mujeres privadas de libertad, muchas de ellas en situación vulnerable y que han sufrido diferentes formas de violencia de género, incluidas situaciones de trata y explotación sexual.  

Este año la intervención se la realizado en la Unidad de Madres y en el Centro Penitenciario de Mujeres de Alcalá de Guadaira, así como en el Centro de Inserción Social de Sevilla (C.I.S.). Cincuenta han sido las mujeres que han participado, además de sus menores a cargo.

El programa se ha planteado con carácter preventivo al estar actuando en la fase previa a su puesta en libertad con el objetivo de empoderarlas, capacitarlas y sensibilizarlas en el desarrollo de habilidades que han de contribuir, positivamente, en sus relaciones e integración social, además de incidir en la prevención de nuevas situaciones de violencia. 

En esta nueva edición, hemos incorporado como novedad, las técnicas de Pilates para aprender y ayudar a conectar con el propio cuerpo de manera consciente, buscando conseguir un mayor control sobre el par cuerpo/mente y contribuir a la reducción del daño emocional.

Al mismo tiempo y a través de juegos, actividades y canciones, hemos fomentado la interrelación con sus menores a cargo, las relaciones de apego y el cariño, la implicación en su educación, la responsabilidad, el trabajo en grupo, la aceptación de las normas, etc., etc.

Y con la idea in mente de mejor y complementar nuestro programa, nos adaptamos a sus necesidades favoreciendo su empedramiento y autonomía progresiva. Para conseguir esta meta son muy importantes las salidas al exterior, salidas que facilitan la puesta en práctica de las habilidades y la integración para complementar los contenidos abordados. 

Hemos intervenido también con internos del CIS de forma separada (muchos de ellos con delitos de violencia de género/agresión sexual y parejas de estas mujeres) con el objetivo de sensibilizar y favorecer el reconocimiento del daño y la violencia psicológica, así como el desarrollo de habilidades de autocontrol ante la detección de situaciones de violencia que atentan contra la dignidad de las mujeres y los derechos humanos. Ahondamos en el reconocimiento de la trata y la prostitución como una forma de violencia de género.

Hemos de confesar que el resultado de este programa consecutivo está consiguiendo resultados muy positivos para los propios centros penitenciarios, para nosotras como para las internas e internos.  Esperamos y deseamos poder continuar desarrollándolo y teniendo en cuenta las importantes implicaciones socio afectivas, sumadas a las ya bien conocidas implicaciones física y psicológicas que aporta la práctica regular de una actividad física.  Es fundamental la promoción de estos programas específicos, y con enfoque de género, en poblaciones tan vulnerables como es el caso de las mujeres privadas de libertad.